Hora del almuerzo


Tratándose de Garfield se veía venir.

Mi sueño de esta noche

Creo que no les había contado hasta ahora que prácticamente todo lo que he escrito no lo he inventado yo, sino que o bien me lo han ido contando mis propios personajes que han llegado a obligarme a escribir libros que yo no quería hacer (el caso de El Viento) o bien lo he "visto" como una película 3D en la que yo llevaba un casco -mental- de realidad virtual y me iba moviendo por las escenas viendo lo que pasaba para después contarlo (el caso de El Viajero). En algunos casos ha sido algo que yo me propusiera y me pusiera a ello como proyecto freak propio (¿En quién confías?), pero lo normal es que aunque las ideas salgan de mi cabeza yo apenas puedo tomar decisiones sobre nada y me limito a contar lo que pasa.

Además casi siempre las ideas se me presentan durmiendo: no sé si esto les ocurrirá a los demás, pero yo no sueño sueños sino películas con principio, medio y final (y a veces con banda sonora, canciones prácticamente completas). Los detalles por supuesto están siempre algo difusos pero cuando me despierto y recuerdo lo que he soñado tengo una sinopsis completa en la cabeza que normalmente apunto en una lista para el día que... Bueno, a quién quiero engañar: ya tengo ahí ideas para siete vidas y se me siguen ocurriendo más así que es una lista para nunca. Seguramente seguiré escribiendo ficción cuando vuelva a tener tiempo para eso, pero ya tengo asumido que prácticamente todas las ideas que se me ocurren jamás verán la luz porque el día tiene 24 horas y hay que elegir.

Iba a apuntar la sinopsis de anoche en mi lista, pero para qué. Como nunca la voy a hacer completa mejor se la cuento a ustedes y al menos como boceto que no se pierda y sirva para algo...

Una historia de magia (sin título aún: quizá "la magia del verano" o algo con elementos parecidos)

Una mujer está trabajando (en alguna tienda o comercio, pero en ese momento está en la trastienda) cuando una compañera le dice que hay alguien preguntando por ella. La mujer sale y se encuentra a un desconocido, y al verlo se le acelera el corazón: se siente súbitamente atraída hacia él y le superencanta (aunque no puede expresarlo, claro). El tipo se presenta muy educadamente y le dice que tiene que hablarle de algo que le va a interesar, pero que se trata de un asunto personal y que cuando lo conozca ella misma estará de acuerdo en que mejor hacerlo fuera del trabajo. Le propone esperarla a la salida y tomarse algo en una cafetería cercana, solo les llevará unos minutos.

Ella duda pero siguiendo un impulso acepta, y él se va. Cuando se lo cuenta a su compañera de trabajo esta se queda flipando en colores, y además le dice (importante) que cómo se va a tomar algo con un hombre al que no conoce estando felizmente casada y con dos hijos. La mujer le dice que realmente no sabe por qué lo ha hecho, pero que de repente ha sentido que tenía que escuchar lo que le tiene que decir y que además tampoco le va a pasar nada simplemente por sentarse un rato a hablar en la cafetería de al lado rodeada de gente. Si no le gusta se levanta y se va, y listos.

A la salida del trabajo va la cafetería y encuentra al tipo esperándola. Se sienta y él le dice que tiene una carta para ella: se la da, y ella se sorprende al ver que la carta parece escrita por ella misma (y es su letra) para ella misma. En la carta le dice que es su yo del pasado (del día justo antes de casarse) dando detalles súper personales que nadie más conoce para garantizar que la autoría es de verdad propia. En la carta le dice que a continuación va a escuchar una historia, que es totalmente cierta (y ella sabe que es cierta en su corazón). La mujer está asombrada, y el tipo comienza a contarle la historia.

(Empieza el flashback)

Dos adolescentes se conocen, se enamoran, se hacen novios y están juntos disfrutando de la vida. En una feria de verano van a gastarle una broma a una supuesta "bruja" que tenía un puesto de adivinación, y sin querer le causan un daño grave (le rompen un objeto valioso, algo así). La bruja les maldice con que desde ese momento en adelante ese día será el día de su separación.

Los chicos se van de allí y siguen normalmente, pero a la mañana siguiente él se levanta por la mañana y cuando va a verla ella no le recuerda. No solo ella: las familias de ambos no conocen al otro, sus amigos comunes tampoco les conocen (o conocen a uno o conocen al otro, pero no a ambos, ni saben que tuvieran una relación) y todas las fotos juntos y cosas que les relacionan a los dos han desaparecido. El chico está desesperado porque parece que él es el único que recuerda que eran novios, llegado un momento recuerda la maldición de la bruja, y llega a la conclusión de que esa es la razón.

Cuando se da cuenta de que no puede volver atrás y deshacer la maldición decide reconquistar a la chica desde cero. Se presenta de nuevo, se "conocen", se vuelven a enamorar (ella no le recordaba pero sí cuando lo vio sintió algo especial sin saber por qué, la maldición afectaba a los recuerdos pero no a los sentimientos) y vuelven a ser felices juntos. Todo parece superado.

Pero el mismo día de verano del año siguiente él se vuelve a levantar y cuando vuelve a verla de nuevo nadie le recuerda. Él se vuelve a desesperar pero no se rinde, decide volverla a conquistar y lo consigue; y esta vez el día antes de la fecha de verano ella se escribe una carta a sí misma (sin mencionar el nombre de él ni nada de que han estado juntos o que les relacione, para que no desaparezca) que se lleva él. La historia se vuelve a repetir al día siguiente y él la vuelve a conquistar durante el invierno.

Pasan dos años más con el mismo proceso el día señalado (y ella escribiéndose cartas a sí misma el día anterior). Por razones de trabajo él tiene que irse a pasar el verano fuera, sabiendo que ella le habrá olvidado a su vuelta y tendrá que reconquistarla otra vez; pero lo tiene claro, la conquistará todas las veces que haga falta. Se va... Y cuando vuelve la familia de la chica ya no está allí y la casa está cerrada. Los vecinos le cuentan que el padre murió en un accidente y que la madre (extranjera) se llevó a su hija a su país, que no había otros parientes allí y que no habían dejado dirección que seguir. Así que el chico de repente se ve sin posibilidad inmediata de contactar con ella ni recursos para buscarla. Pero después de desesperarse un tiempo decide que ni siquiera eso les va a separar.

Se busca un trabajo, ahorra, se marcha al nuevo país de la chica, y se pone a buscarla. Tarda tres años en dar con ella hasta que por fin la encuentra; pero resulta que está con otro, justo cuando el chico la encuentra el otro le está pidiendo en matrimonio, y ella acepta súper feliz. El chico se queda de piedra.

El chico decide saber más de cómo está la situación antes de hacer nada; la "conoce" de nuevo, ella siente desde el primer momento que hay algo "especial" en él pero no sabe qué está pasando, y al llegar el verano el día antes de su boda (que cae justo cuando ella se va a olvidar de él) él le explica todo, ella le cree porque sabe en el fondo de su corazón que le quiere y que todo es verdad aunque no lo recuerde, y decide escribirse a sí misma una carta para su yo del futuro. Mañana no le recordará, se casará con el otro (al que también quiere, es un buen hombre y en la práctica a él le recuerda mientras que al otro no aparte de sus sentimientos así que es una relación más "realista"), y él le promete que no la molestará mientras ella sea feliz.

(Fin del flashback)

La mujer está llorando en la cafetería: sabe que todo esto es cierto, siente que le han robado una parte de su vida, siente que le ama, pero no recuerda absolutamente nada. El tipo (muy tranquilo) le dice que ha estado visitándola una vez al año en verano (unos días antes del día en que a ella le toca perder la memoria), hablando con ella, asegurándose de que es feliz, y que se alegra por ella. Él nunca ha podido enamorarse de nadie más pero aparte de eso ha seguido con su vida, simplemente volviendo una vez al año cada verano a asegurarse de que ella está bien y que tiene una vida feliz sin él.

Entonces ella se da cuenta de algo. "Pero aún estamos en primavera, ¿por qué vienes ahora? Dices que vienes justo antes de la fecha de verano en que nos maldijo la bruja, pero aún falta mucho para eso".

Él le responde tranquilamente: "hoy he recibido los resultados de unas pruebas médicas. Moriré en unos meses".


(Aquí veo esto como en una película: la cámara está fuera de la cafetería, viéndoles desde el exterior a través de una ventana: ella se lleva las manos a la cara llorando mientras la gente pasa caminando por la calle).


En un hospital ella va caminando por un pasillo y llega a una habitación. Se para un momento, respira hondo y entra. Él está solo, entubado y hecho polvo. Sonríe y ella llora.

- Recibiste mi carta. Me preocupara que no llegara a tiempo.

Ella asiente, no puede hablar.

- Mañana es el día. La carta desaparecerá y tú seguirás con tu vida. Me alegro de que seas feliz (su voz es un susurro).

Ella se sienta y le coge de la mano. No puede decir palabra, pero él dice algo más sonriendo de nuevo.

- Ha sido difícil, pero me voy y tú me recuerdas. Lo hemos conseguido, mi amor, vencimos a la bruja...

Y muere.

Fotogenia


Una imagen del fotógrafo Joe Neely, en cuya web además se pueden comprar sus espectaculares fotos.

El viento


Los resultados de la tormenta Xavier en Alemania.

Capilla de la Santa Cruz, Grecia


No se pierdan la galería completa de pequeña arquitectura religiosa que está muy interesante.

La alegría de ser padres

Hora del almuerzo

En estos días me he suscrito al canal de Lope en YouTube, un arquitecto que saca vídeos cortos comentando temas variados aunque normalmente orientados a su profesión. Como tengo tantas suscripciones y tan buenas lo tengo en cuarentena y no sé si voy a mantener esta, porque el chico es bastante irregular y tiene vídeos interesantes (como este de hoy) y otros bastante chorra... Pero de momento aprovechamos lo que tenemos:


Link para ver el vídeo

Los gatos son los amos del Universo

Hora del almuerzo


Se me ha quitado el hambre cuando he tenido la curiosidad de comprobar el precio al cambio y he visto que sale 165 euros.

WC

Seguridad vial

Qué fiesta la de anoche

Hora del almuerzo

Cosas que he ido aprendiendo con el tiempo: los besos perdidos


(Aquí tienen la tira online)

Antes de ir al tema de este post les contaré como introducción que acabo de terminarme una serie anime que se llama algo así como "el amor es la guerra". Es una absoluta obra maestra de la narración y tiene detalles creativos espectacularmente brillantes, pero no solo no pasará a la Historia del Arte (donde debería estar) sino que nadie se dará cuenta de lo perfecta que es y dentro de un tiempo ni los fans se acordarán de ella. ¿Por qué? Pues porque se trata de una comedia romántica ligera y boba, muy graciosa pero sin ningún trasfondo (aparente) más allá. Si la misma perfección y el mismo talento, la misma calidad técnica y los mismos detalles de pura genialidad se los pusieras a un drama de Hollywood arrasaría en taquilla y en los Oscars; pero como es una comedia chiclosa de animación japonesa nadie se dará cuenta de que están ahí. Lástima.

Bueno, la cosa va de que dos estudiantes ultramegaperfectos están secretamente enamorados el uno del otro; pero como los dos son tremendamente orgullosos ambos actúan de manera absolutamente fría y comedida en su relación cotidiana evitando mostrar algo que les pueda ocasionar un rechazo (que les sería imposible de soportar). Y claro, como en el fondo lo que quieren es estar juntos, su solución individual es intentar forzar al otro a mostrar sus sentimientos primero; y para ello van buscando situaciones o recurriendo a estrategias y trucos cada vez más disparatados y descacharrantes. Así que la acción transcurre en una guerra fría de dos colosos intelectuales que a la vez son dos pigmeos afectivos, que desean estar con la persona a la que aman y no saben cómo. Fin de la introducción.

Una de las lecciones más importantes que he aprendido con la experiencia, y que más habría influido en mi felicidad de haberla tenido clara antes, es que hay cosas que no pasan dos veces. Habrá otras oportunidades que aparentemente serán iguales, pero no. El beso que le quisiste dar a esa persona especial y no le diste ya se esfumó; mañana le podrás dar uno nuevo, pero no será aquel sino otro distinto y con su propia vida igual de corta. Es decir, si hubieras dado el de ayer y el de hoy te habrías podido morir con dos besos en tu haber, pero te vas a morir solo con uno. El de hoy se perdió para siempre. Lo perdiste tú para siempre.

Claro, en la vida no todo depende de uno mismo y hay veces en que las circunstancias te hacen imposible cumplir con tus deseos; pero otras -la mayoría- se trata del miedo, del orgullo, del bloqueo interior o de simplemente hacer el idiota y tomar malas decisiones. Y esto vale para todo: para las cosas que quisiste decir o hacer y no hiciste, y para las veces que quisiste negarte a algo y no te negaste. Mañana podrás corregirlo, pero el día de hoy no lo hiciste y este fue un día menos que avanzaste en tu vida. Pararse a pensar puede estar bien y servirte para avanzar más rápido cuando por fin te decidas, saberlo y no poder porque tú mismo te lo impides solo sirve para retrasarte en tu camino. En el menos malo de los casos podrás superarte y actuar tarde (y será una victoria), pero el tiempo que pasó entre que lo supiste y que lo hiciste fue un tiempo peor, un trozo de tu vida de peor calidad, que lo que debía haber sido. Todo tiene un coste y un solo momento de una existencia limitada es un coste demasiado alto.

Así que lo que he aprendido sobre esto con el tiempo es a hacer lo correcto, a decidir lo que realmente quiero, a decir lo que creo o lo que siento, a negarme a lo que no me parece bien, y a hacerlo ya. Si me rechazan, que me rechacen; si me rompen el corazón, que me lo rompan; si pierdo a alguien importante, que se vaya; si se me cierran puertas, que se cierren; y si tengo que pagar otras consecuencias por malas que sean, las pagaré y seguiré adelante. Si algo tengo claro hoy es que los días negros son menos malos que los grises: solo tengo una vida y se me han perdido ya demasiados besos, esos besos me pertenecen y los que están por llegar serán cada vez menos. En lo que de mí dependa me esforzaré todo lo que pueda para no dejar escapar ninguno más.

Carne de mi carne

Sexy, sexy


Nada que reprochar: si yo tuviera un culazo espectacular también iría por allí presumiendo con mis mallas de gato.

Hay muchos peces en el mar

Un gran día


Link para ver el vídeo

Mucho arte

He visto esta noticia sobre un "cantante" español de reggae (le he dado al play en el vídeo de la canción y he tenido que quitarlo por vergüenza ajena) en la que el tipo dice esto...


... Y casi me ha matado de la risa leer el comentario destacado:

El resto de los comentaristas también lo deja tieso, pero solo con este ya me queda claro que hay mucho más talento en los foros de Internet que en las discográficas.

Grandes genios del mundo moderno


Mi próximo autorregalo de cumpleaños.