Bélgica


(Foto de Kilian Schönberger, vía La fortuna de vivir)