Las Palmas de Gran Canaria

He sacado hoy estas fotos ya al final de mi paseo, cuando llevaba más de una hora acordándome de toda la familia de los orangutanes psicópatas que tenemos de responsables en la Concejalía de Urbanismo; pero en realidad llevo años con la idea en la cabeza de que un día debería publicar un post sobre esto... Y hoy simplemente le ha tocado.

No es que pretenda yo comparar España con los países civilizados del Primer Mundo (no soy tan iluso), pero al menos creo que en una capital de provincia española uno podría salir a la calle esperando encontrar aceras niveladas. Pero claro, al emperador esto le da igual porque a él y a sus colegas el chófer les deja en la puerta de donde vayan y por supuesto jamás se van a mezclar con la plebe ni mucho menos trabajar para ella, y los cargos intermedios son funcionarios que fichan y cumplen órdenes.

Me imagino la conversación en la oficina cuando se les ocurrió hace unos años la feliz idea de elevar las aceras por toda la ciudad: "oiga, jefe, ¿y no cree que con esto de levantarlas y teniendo que bajar los trozos de los accesos lo único que vamos a conseguir es molestar a los transeúntes? ¿No sería más fácil ahorrarle el dinero al contribuyente y solo arreglar lo que haga falta dejando todo a nivel?". "Ya, Romerales, pero hay que seguir las ordenanzas municipales y aquí no nos pagan por pensar". Sí, ya, eso está claro.